Tema 4. Desarrollo de la personalidad en la etapa de los 6 a los 12 años



PERSONALIDAD
La_personalidad.jpg
A menudo, hablamos como si la personalidad consistiera nada más en rasgos atractivos y admirables (efecto, encanto, honestidad).
La personalidad es el patrón de pensamientos, sentimientos y conducta que presenta una persona y que persiste a lo largo de toda su vida,
a través de diferentes situaciones.








para ampliar




Como profesores
profesores.jpg
nos resulta enormemente beneficioso conocer los gustos, preferencia, modos de funcionamiento de otros (por ejemplo, saber si una persona “es tímida o si “es muy abierta a la aventura”, si “le gusta estar con los demás” o al contrario “le gusta estar solo”, si le gusta preguntar o prefiere escuchar y observar, si tiende a la mentira…Esta información confiere cierta seguridad y estabilidad en relación con los otros. Lo contrario es el caos, ya qe conocer la personalidad de alguien nos sitúa en mejor posición para estar al lado, o frente a esa persona, y en nuestro caso, frente a la CLASE.
Todo ello nos será útil para preparar un tipo u otro de actividades, una metodología, así como prever o ayudar a prevenir situaciones
Más sobre importancia de la personalidad como docentes



EL AUTOCONCEPTO

autoconcepto.jpg

definiciones de autoconcepto autoconcepto2.jpg
autoconcepto es lo que pensamos de nosotros mismos interna y externamente. A medida que el tiempo pasa y nos vamos formando, determinando las cosas que nos agrandan, asimilando nuestras cualidades y defectos, eligiendo nuestras amistades, y desarrollándonos en un entorno social; creamos una imagen de nosotros mismos, es decir como nos vemos y pensamos de nosotros en todos los aspectos. Entonces, los elementos que forman el autoconcepto son, el cognitivo(que pienso de mi mismo); el afectivo (o que siento); y el conativo (como nos comportamos en el medio de desenvolvimiento, es decir como actúo).


"Este término suele definirse, en sentido genérico, como el conjunto de imágenes, pensamientos y sentimientos que el individuo tiene de sí mísmo. Así, es posible diferenciar dos componentes o dimensiones en el autoconcepto: los cognitivos (pensamientos) y los evaluativos (sentimientos). Los primeros se refieren a las creencias sobre uno mísmo tales como la imagen corporal, la identidad social, los valores, las habilidades o los rasgos que el individuo considera que posee. Los segundos, también llamados autoestima, están constituídos por el conjunto de sentimientos positivos y negativos que el individuo experimenta sobre sí mísmo. " (Salvarezza L, Psicogeriatría, Paidós, Buenos Aires, 1999, pág. 98).


"Es el conjunto de rasgos, imágenes y sentimientos que el sujeto reconoce coo formando parte de sí mismo, influenciado por el medio y organizado de modo más o menos consistente" (L´Ecuyer, 1985)

No se trata de una yuxtaposición de características, atributos, cualidades y deficiencias, valores y relaciones que el sujeto reconoce como descriptivos de sí mismo. No son percepciones aisladas, sino que todas se presentan formando un todo holista, consistente y estable, que describen su identidad. el autoconcepto nos permite predecir su conducta (Hamachek, 1981)

MODIFICAR EL AUTOCONCEPTO: El autoconcepto puede ser modificado positivamente cuando se manejan adecuadamente ciertas variables independientes, como por ejemplo el feedback



FUNDADORES DE LA TRADICIÓN DEL ESTUDIO CIENTÍFICO DEL AUTOCONCEPTO

William James estableció que el conocimiento que tiene una persona de si mismo está compuesto por:
  • Un yo existencial o agente encargado de conocer
  • Y un Mi o yo empírico que es todo aquello que debe de conocer el Yo existencial.
Esta idea de un yo existencial será la base de lo que actualmente conocemos como concepto:
  • Supone todo aquello que conocemos de nosotros mismos.
  • Se constituye con diversos elementos, entre los que se encuentra el conocimiento que tenemos de nosotros mismos a partir de lo que sabemos que otras personas piensan de nosotros.
(en el siguiente vídeo podemos ver algunas imágenes del memorial de William James)


PARA AMPLIAR MÁS SOBRE WILLIAM JAMES.
images.jpg
· Representó un influyente papel en la difusión del pragmatismo. Por otra parte, su pensamiento se relaciona con una doctrina que él mismo llamó empirismo radical. Produjo por un lado Principios de psicología (1890), obra monumental de psicología científica, y por otro lado Las variedades de la experiencia religiosa (1902), por la que se le considera como el fundador de la "Psicología de la religión", culminación de una trayectoria vital apasionante. Entusiasta investigador de los procesos subliminales de la conciencia y de los fenómenos paranormales, escandalizó al mundo científico de su tiempo cuando defendió el ejercicio libre de los healers (curanderos o sanaderos mentales) y de terapias como la mind-cure.
  • En 1904publicó ¿Existe la conciencia? donde pretendía demostrar que el dualismo tradicional entre sujeto y objeto era una barrera para una sólida concepción de la epistemologíay había que abandonar la autoconsciencia como una entidad opuesta al mundo material.
  • En 1907publica Pragmatismo: un nuevo nombre para algunos antiguos modos de pensar, en donde expresa que el pragmatismo es un método para apaciguar las disputas metafísicas que de otro modo serían interminables. ¿Es el mundo uno o múltiple? ¿Libre o determinado? ¿Material o espiritual? El método pragmático, dice, en tales casos trata de interpretar cada noción, trazando sus respectivas consecuencias prácticas. ¿Qué diferencia de orden práctico supondría para cualquiera que fuera cierta tal noción en vez de su contraria? Si no puede trazarse cualquier diferencia práctica, entonces las alternativas significan prácticamente la misma cosa y toda disputa es vana. James tiene cuidado de definir el pragmatismo como método. Por tanto, su libro no conduce a ningún resultado concreto sino que es un modo de enfrentarse al mundo
  • Toda su trayectoria vital se ve marcada por una depresión que sufre en su juventud y de la que sale, literalmente, "obligándome a vivir". Así, centra el resto de su existencia en una dicotomía de la que le es difícil escapar, dado que por un lado, sus intentos de convertir la psicología en una ciencia natural le lleva a un incipiente determinismo, pero su idea del libre albedrío y del voluntarismo de la conciencia, idea ésta rebatida posteriormente por su discípulo Hugo Münsterberg, le hacen al mismo tiempo partícipe de la idea de que cualquier acto de la conciencia transformable en una conducta vitalista, de acuerdo con los principios darwinistas predominantes en la época, es válida en tanto en cuanto conduce hacia la supervivencia.

-James Mark Baldwin. (1895)

Es considerado el primer gran teórico del desarrollo individual y como uno de los precursores que más han contribuido a la adopción de un punto de vista genético en psicología. La teoría de Baldwin nos ofrece una visión unitaria y amplia del ser humano.
Explica los procesos del desarrollo del adulto y como se constituye la mente adulta. Este autor tuvo mucha influencia en Piaget. La adaptación del organismo al medio se va a realizar por dos procesos:
Asimilación: Aplicar los conocimientos que nosotros tenemos a la tarea o situación que tenemos que resolver.
Acomodación: Modificar, o combinar ideas, algo de nuestro conocimiento para poder enfrentarnos a la tarea.
Otro aspecto importante es la reacción circular, consiste en que cuando realizamos una acción y esta nos proporciona estímulos placenteros tenderemos a repetir esa acción. Es a partir de las reacciones circulares que se van formando lo
Podemos adquirir más conocimientos a través de la imitación:
  • Copia exacta.
  • Introducimos novedades a la conducta que estamos imitando, teniendo esta segunda mayor repercusión en el desarrollo.

-Charles Horton Cooley (1864-1929)

En la obra de Cooley son especialmente relevantes sus contribuciones acerca del concepto de grupo primario y la socialización del individuo o la dimensión social del yo (looking-glass self), el carácter social de la personalidad y la naturaleza psicológica de la sociedad. En su trabajo ‘Personal Competition’ (v. textos), aparecido en 1894, alerta acerca del peligro que conlleva la industrialización y la sociedad urbana en Estados Unidos: el individualismo y la ruptura de los grupos e instancias que vertebran la naturaleza social. Aspectos en los que centrará sus posteriores trabajos, que analizan la esencia de la vida social, la formación de la opinión...

-G.H Mead

La obra de Mead aportó además una interpretación de las principales fases del desarrollo infantil, prestando especial atención a la aparición del sentido del yo.
Existen interesantes similitudes entre las visiones de Mead y las de Freud. Aunque el primero considera que la personalidad humana está menos sometida a tensiones. Según Mead los bebés y los niños pequeños empiezan a desarrollarse como seres sociales imitando las acciones de los que les rodean, y el juego es uno de los métodos. Al jugar los niños imitan lo que los adultos hacen. Los juegos infantiles evolucionan desde la mera imitación a otras actividades más complejas en las que un niño de cuatro o cinco años desempeña el papel de un adulto. Mead llama a esto adoptar el papel de otro, aprender lo que significa estar en el pellejo ajeno. Es en este estadio cuando los niños adquieren un sentido desarrollado del yo. Se dan cuenta de que son agentes independientes. Según Mead, tenemos conciencia de nosotros mismos cuando aprendemos a distinguir el "mí" del "yo". El "yo" es el bebé no socializado, un amasijo de necesidades y deseos espontáneos. El "mí", es el yo social. Los individuos, desarrollan la autoconciencia al verse a sí mismos como los ven otros. Tanto Freud como Mead consideran que es alrededor de los cinco años cuando el niño se va convirtiendo en un agente autónomo. Para Freud ello es fruto de la fase edípica, mientras que para Mead es el resultado de la capacidad para desarrollar la autoconciencia.

EVOLUCIÓN DEL AUTOCONCEPTO

Podemos definir el autoconcepto como el conjunto de características (físicas, intelectuales, afectivas, sociales, etc.) que conforman la imagen que un sujeto tiene de sí mismo. Este concepto de sí mismo no permanece estático a lo largo de la vida, sino que se va desarrollando y construyendo gracias a la intervención de factores cognitivos y a la interacción social a lo largo del desarrollo. Es necesario entender el progreso en el concepto del sí mismo dentro del marco del progreso de las capacidades y habilidades para relacionarse y reconocer a los otros.
imagesSSDS.jpgLA EVOLUCIÓN DEL AUTOCONCEPTO A LO LARGO DE LA INFANCIA
Desde los primeros años la adquisición del pensamiento simbólico y del lenguaje juega un papel muy importante en el asentamiento y desarrollo del Self. El lenguaje permite que el niño pueda pensar y expresar su especificidad como ser de un modo que nunca antes lo había hecho, por ejemplo, mediante el uso de nombres, pronombres o la expresión de deseos o sentimientos.
¿Cómo se ve a sí mismo un preescolar?
Desde los dos años, los niños aportan mucha información acerca de su visión de sí mismos, ya que utilizan de forma habitual expresiones referidas a ellos como “yo no lloro cuando me pinchan” o “yo ya soy mayor”. Estas expresiones, junto con el uso masivo de pronombres posesivos, indican claramente una conciencia por parte del niño de su especificidad frente a los otros.
Si hacia los dos o tres años se pregunta a un niño cómo es, sus respuestas suelen ser del tipo “soy un niño” o “tengo unos pantalones verdes”, es decir, en torno a
características físicas, posesiones o preferencias. Estas respuestas muestran que el niño pequeño basa su conocimiento de sí mismo en categorías, en aspectos muy concretos y en rasgos observables y singulares (Fisher) propias de un pensamiento preoperatorio. Hay que señalar que las autodescripciones de los niños se conforman siempre en torno a características y aspectos positivos.
A lo largo de los años preescolares, los niños muestran un considerable avance utilizando cada vez un mayor numero y rango de categorías a la hora de describirse. Estas nuevas características incluyen las psicológicas, las emocionales y las conductuales.
Asimismo, va siendo capaz de coordinar categorías que antes aparecían dispersas, por ejemplo, pueden describirse como buenos jugando a las cartas, con el ordenador, etc.
Otra de las características del autoconocimiento a lo largo de esta etapa es que los niños comienzan a utilizar opuestos, como alegre o triste, para identificarse o identificar a otros. Estas categorías, sin embargo, son entendidas por los niños de estas edades como exhaustivas, en el sentido de que o se es bueno o se es malo, es decir, los sujetos se representan a sí mismos y a los otros como poseedores de una única cualidad, y no pueden entender, por ejemplo, que alguien pueda ser amable con determinadas personas y utilice un patrón de comportamiento distinto con otras.
El pensamiento del niño al inicio de la edad preescolar le impide establecer distinciones y relaciones entre los rasgos psicológicos o aptitudinales y los resultados de sus acciones, así, creen que todo se puede alcanzar mediante la voluntad o el deseo. Este rasgo infantil y su progresiva modificación, tiene una de sus vertientes interesantes en la cualidad de las relaciones que establecen los niños con los otros, por ejemplo, los adultos. Así, mientras que hacia los dos o tres años exhiben rabietas permanentes ante la frustración, progresivamente muestran mayor habilidad de autocontrol, negociación y capacidad de concesión frente a los otros. Este avance está claramente relacionado con el desarrollo de la competencia para comprender sus motivos, deseos, emociones, pensamientos, etc. y las de los demás, es decir, de nuevo con el desarrollo de una teoría de la mente.



EL AUTOCONCEPTO EN LA ADOLESCENCIA
Las nuevas habilidades intelectuales que se adquieren en la adolescencia suponen un pensamiento potencialmente capaz de trabajar con la abstracción, además de pensar de forma hipotética, lo que contribuye a que el sujeto coordine categorías y rasgos de una forma más compleja y a su vez, pueda generar categorías generales desde rasgos particulares. Esto supone una toma de conciencia de las múltiples dimensiones de uno mismo y la importancia del contexto en su expresión.
Estas capacidades, junto con sus nuevas redes de relaciones sociales, así como la importancia de la que se dota a tales redes, hacen que durante esta etapa de la vida los sujetos tiendan a ocupar parte de su tiempo en analizar cómo son y cómo les gustaría ser. Intentan descubrir y entender cuáles son sus intereses y sus motivos y cuál es su posición ante la realidad y ante los otros.
Durante la preadolescencia, en el terreno del autoconocimiento psicológico y emocional, tienden a pensar sobre ellos mismos en torno a categorías o rasgos únicos y consistentes, de manera que ello rebaja y aleja la probabilidad de enfrentarse a atributos que pudieran llegar a ser contrarios, es decir, tienden a tener una conciencia y conocimiento que podríamos denominar compartimentalizado (Fisher, Linville, Harter), de forma que ésta pudiera ser una estrategia para evitar que rasgos considerados como negativos en un ámbito puedan “contaminar” otras esferas del autoconcepto.
Es necesario tener en cuenta a la hora de entender el autoconcepto adolescente algunos rasgos de su desarrollo en al ámbito psicoemocional y que fueron expuestas por Elkind. Estos rasgos se basan en la tendencia del adolescente a percibirse a sí mismo como un ser cuyas experiencias y emociones son difícilmente comprensibles por los otros (egocentrismo), a creer que su vida y experiencia son únicas (fábula personal) y que son el centro de atención e interés de los demás (audiencia imaginaria). Asimismo, tienen tendencia a percibirse a salvo de las repercusiones de conducirse de forma peligrosa o temeraria, a pesar de ser conscientes del peligro (fábula de invencibilidad).
Los sujetos van siendo cada vez más capaces de ajustar su pensamiento y conocimiento de sí mismo a la realidad, como también de coordinar y formar una idea global, coherente e integrada de ideas e informaciones contradictorias acerca de quiénes y cómo son. Este autoconcepto global estará conformado por esferas diversas como la social, la ocupacional, la política o la moral y en la que los adolescentes tienden a formar y mantener autoconceptos consistentes en torno a sistemas organizados y coherentes de creencias y valores. (Damon y Hart; Higgins). En sintonía con este esfuerzo por alcanzar un autoconocimiento complejo y ajustado, el adolescente busca construir una identidad propia.
Durante estas edades, las autodescripciones de los sujetos siguen conteniendo rasgos propios de edades anteriores pero ahora aparecen con una nueva cualidad. En las narraciones de los adolescentes sobre cómo son tienen supremacía las características relacionadas con los atributos físicos, psicológicos y, fundamentalmente, las actitudes.

imagesJFLDKFJ.jpg
Por último, dejamos un vídeo en el que se hace una reflexión del autoconcepto.



LA AUTOESTIMA. DIMENSIONES, EVOLUCIÓN Y DETERMINANTES.


La autoestima hace referencia a la evaluación que hacemos de nosotros mismos como valoramos cada individuo nuestras propias capacidades y competencias.
La autoestima se aprende y se puede mejorar. Es a partir de los 5-6 años, cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros padres, maestros, y las experiencias que vamos adquiriendo con el tiempo.

El nivel de autoestima es el responsable de muchos fracasos y éxitos escolares.
Una alta autoestima, unido aun alto concepto de autoestima, potenciará las capacidades de las personas, para desarrollar sus habilidades , y aumentara el nivel de su seguridad personal.
Un bajo nivel de autoestima, enviara a la persona hacia la derrota y el fracaso.
La autoestima es muy importante, porque nuestra manera de percibirnos y valorarnos es importante para nuestras vidas.
En la adolescencia los mensajes se superponen.
Las personas que valoró me influyen en mi autoconcepto , si el concepto personal y social son fuertes no nos preocupamos tanto el yo material y el corporal. En la actual cultura hay un culto muy fuerte sobre la belleza. El yo material es muy importante en la sociedad industrial: por ejemplo el hecho de tener un coche es señal de poder.
La identidad hay que negociarla en varios aspectos de la vida sobre todo en la adolescencia que es la etapa más difícil. El autoconcepto se cambia en las diferentes
ETAPAS DE LA VIDA DE UNA PERSONA:
Cuanto más positiva sea nuestra autoestima:
- mas preparados estamos para afrontar las adversidades.
- mas posibilidades de ser creativos en nuestro trabajo.
- mas posibilidades de entablar conversaciones enriquecedoras.
- mas involucrados en tratar a los demás con respeto.
- mas contentos estamos por el mero hecho de estar vivos.

Características de una persona con una autoestima positiva.
  1. Cree en ciertos valores y principios y está dispuesto a defenderlos aunque se encuentre con una gran oposición. Y se siente suficientemente segura/o para modificar esos valores y principios. Si nuevas experiencias le indican que esta equivocado/a con lo que hace o dice.
  2. Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio juicio y sin sentirse culpable, cuando a otros le parece mal lo que haya realizado.
  3. No dedica su tiempo preocupándose por lo que haya ocurrido en el pasado, ni por lo que pueda ocurrir en el futuro.
  4. Tiene confianza en su capacidad para resolver los problemas, sin dejarse acobardar por los problemas que pueda tener.
  5. Se considera igual a otros seres humanos, aunque reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional, o posición económica.
  6. Da por valido, que es una persona interesante y valiosa para otros, por lo menos con aquellos con los que se asocia.
  7. No se deja manipular por los demás, aunque si le parece bien la idea si que participa.
  8. Reconoce y acepta una serie de sentimientos e inclinaciones tanto positivas como negativas, y esta dispuesta a contárselo a otra persona si esa persona vale la pena.
  9. Es capaz de disfrutar diversas actividades, como trabajar, jugar, holgazanear, caminar, estar con amigos, etc.
  10. Es sensible a las necesidades de los demás, respeta las normas de convivencia generalmente aceptadas, reconoce que no tiene derecho a divertirse a costa de los demás.
n9341919230_741662_9619[1].jpg
Cuánto más negativa sea nuestra autoestima:
- más posibilidad de caer en una depresión.
- miedo al éxito.
- Abuso de alcohol.
- miedo a la intimidad.
- drogadicción.
- Bajo rendimiento escolar
- Inmadurez
- Suicidio.

Características de una persona con una autoestima negativa.
1. Autocrítica rigorista: ésta en un estado de permanente de insatisfacción consigo
Misma.
2. Hipersensibilidad a la crítica: Se siente exageradamente atacada, hecha la culpa
a los demás de su fracaso o de la situación por la que está atravesando.
3. Indecisión crónica: tienen miedo exagerado a equivocarse, no es porque no
Tengan información.
4. Deseo innecesario de complacer: No se atreve a decir no, por miedo a perder la
Buena opinión de la gente.
5. Perfeccionismo: autoexigencia esclavizadora de hacer “perfecto” todo lo que
Intenta, que esto le conduce aun desmoronamiento interior cuando las cosas no
Salen perfectas como esta persona quiere.
6. Culpabilidad neurótica: Se acusa y se condena por conductas que no siempre
son objetivamente malas, sin llegar nunca a perdonarse.
7. Hostilidad flotante: Siempre está irritado y por nada monta una bronca, propia
Del supercrítico, que todo le sabe mal y nada le satisface.
8. Tendencias depresivas: Un negativismo generalizado, todo lo ve negro, su vida,
su futuro y sobre todo su sí mismo, y una inapetencia generalizada del gozo de
vivir y de la vida misma.

DIMENSIONES DE LA AUTOESTIMA.

Existe una valoración global acerca de si mismo, que puede traducirse en una percepción de ser querible, valioso y estar contento de ser como es; o por el contrario en un sentimiento de ser poco valioso, no querible, y por lo tanto, un sentimiento negativo y de no aceptación respecto de uno mismo, existen también otras dimensiones o áreas específicas de la autoestima. Dentro de ellas, las siguientes son muy significativas en la edad escolar:
DIMENSIÓN FÍSICA: Se refiere en ambos sexos, al echo de sentirse atractivo físicamente. Incluye también, en los niños, el sentirse fuerte y capaz de defenderse; y en las niñas, el sentirse armoniosa y coordinada.
DIMENSIÓN SOCIAL: Incluye el sentimiento de sentirse rechazado o aceptado por los iguales y el sentimiento de pertenencia, es decir el sentirse fuerte y capaz de defenderse; y en las niñas, el sentirse armonioso y coordinada.
DIMENSIÓN AFECTIVA: Ésta muy relacionado con la anterior, pero se refiere a la autopercepción de características de personalidad, como sentirse:
- Simpático o antipático.
- Estable o inestable.
- Valiente o temeroso.
- Tranquilo o inquieto.
- De buen o mal carácter.
- Generoso o tacaño.
- Equilibrado o desequilibrado.

DIMENSIÓN ACADÉMICA: Se refiere a la autopercepción de la capacidad para enfrentar con éxito las situaciones de la vida escolar las situaciones de la vida escolar y específicamente a la capacidad de rendir bien y ajustarse a las exigencias escolares. Incluye también la autoevaluación de las capacidades intelectuales, como sentirse inteligente, creativo y constante, desde el punto de vista intelectual.

DIMENSIÓN ÉTICA: Se relaciona con el hecho de sentirse una persona buena y confiable o, por el contrario, mala y poco confiable. También incluye atributos como sentirse responsable o irresponsable. La dimensión ética depende de la forma en que el niño interioriza los valores y las normas, y de cómo se ha sentido frente a los adultos. Cuando ha sido sancionado. Si se ha sentido cuestionado en su identidad cuando ha actuado mal, su autoestima se vera distorsionada en el aspecto ético. Es importante compartir valores refuerza y mantiene la cohesión de grupos y es muy importante en el desarrollo de la pertenencia, que es una de las variables con más significado para realizar una valoración personal. ( Reasoner ,1982).
autoestima-baja2[1].jpg
FACTORES DE LA AUTOESTIMA.
Hay cuatro factores de la conducta: que influyen en su felicidad y en su autoestima. Son los siguientes:
  1. Aceptación: Nuestro hijo es una persona única eh irrepetible. Tiene sus cualidades y sus defectos, pero tenemos que estar convencidos, de que lo más importante para el niño es que capte el afán de superación.
  2. Cariño: Las manifestaciones de cariño serán la mejor ayuda para que nuestros hijos logren una personalidad madura. Estas manifestaciones las viviremos con el lenguaje verbal de la palabra “te queremos” u otras frases de este estilo.
  3. Corrección: La corrección no se puede hacer por nuestra comodidad, ni por nuestro cansancio. Debemos recordar que no debemos de reñir a nuestros hijos, delante de otras personas, los podemos humillar. Cuando hacemos un corrección debemos decir, lo que esta mal, o sea el hecho, nunca califica a nuestro hijo/a. Por ejemplo decimos “esto esta mal….no has recogido tu habitación” pero no añadimos “eres un perezoso y un desordenado. Es primordial “no etiquetar”.
  4. El elogio y la valoración: Vamos descubriendo las cualidades de nuestros hijos, debemos potenciarlas para que sean felices, y mejoren su autoestima. Información más ampliada sobre este apartado.

LOCUS DE CONTROL.

El locus de control se refiere a la dirección del control que perciben los individuos, sobre ellos mismos. O bien pueden dirigir está percepción a que son ellos los que controlan sus actos, y las consecuencias de sus acciones ( expectativa de lugar interno de control) o, por el contrario, tienden a esperar que el control de sus acciones y de las consecuencias se encuentre en el exterior (expectativa de lugar externo de control)
Tipo interno: Las personas con un locus de control interno, creen que son principalmente responsables de sus vidas. Estas personas tienden a ser autosuficientes y creen que nada pueden detenerlos, excepto a sí mismo. Los estudios han demostrado, que aquellos con un locus de control interno, las personas tienden a tener más éxito, porque creen que pueden trabajar para ese objetivo. Los hombres tienden a ser más de enfoque de tipo interno.
Tipo externo: Las personas con un locus de control externo, creen que las fuerzas fuera de ellos, afectan a su capacidad para triunfar. Tienden a jugarse el futuro, en cosas, tales como el destino, la suerte, Dios o la sociedad. Porque ellos creen que tienen pocos intereses personales en su futuro.
WebPersonalLocusControlEsfu[1].gif

EL YO REAL Y EL YO IDEAL.

YO REAL: Representación propia.
YO IDEAL: Representación deseada.
Con estos distintos elementos del SÍ mismo se han realizado, distintas investigaciones que se pueden establecer entre ello y las posibles discrepancias, concepto utilizado por Higgins, para mostrar la existencia, de diferencias entre elementos. Así autores como: Higgins, Bond, Klein y Strauman. ( en Avia 1995) relacionan discrepancias entre el yo real, y yo ideal y yo ideal, con transtornos depresivos, y entre el yo real, y yo debería con transtornos de tipo ansioso y entre el yo real, y yo debería con transtorno de tipo ansioso. Ampliar.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.raco.cat/index.php/AnuarioPsicologia/article/viewFile/61794/96259
http://online-psicologia.blogspot.com/2007/11/el-desarrollo-de-la-identidad-personal.html
http://ntic.educacion.es/w3//recursos/infantil/salud/autoestima.htm
http://blognitiva.blogspot.com/2007/06/locus-de-control.html

Libros:
MACHARGO J. (1991) El profesor y el autoconcepto de sus alumnos
Norman A. Sprinthall, Richard C. Sprinthall y Sharon N. Oja,Psicología de la educación, Mcgraw Hill.

MAPA CONCEPTUAL:


mapa_tema_4.jpg


PREGUNTAS:

Estan todas en el tema 5.